NUESTROS ORÍGENES

Nuestros orígenes en el mundo del aceite de oliva se remontan varios siglos atrás, cuando los antepasados de la familia Extremera – Aceituno cultivaban los olivos de las Sierras de Jaén, la mayor parte de ellos en la Sierra Sur de la provincia. Esta tradición olivarera tiene una clara evolución ascendente y un punto de inflexión en 2011 en que se constituye la empresa Olivares de Jaén.

En esta fecha entra a formar parte de la familia la Ingeniera Agrónoma Leticia Led, junto con Pedro Extremera deciden apostar por la calidad obteniendo un producto Premium que cumpla con las expectativas en el depositadas. Es por ello que, desde que se funda la empresa Olivares de Jaén en 2011, hasta 2014 no se empieza a comercializar directamente sus productos, siguiendo así una línea marcada que busca ofrecer siempre productos naturales obtenidos directamente de aceitunas y sólo mediante procedimientos mecánicos, que aseguran un resultado de la más alta calidad.

Olivares de Jaén es una empresa familiar formada por un equipo de personas altamente cualificadas que a través de la investigación y la creatividad hemos ido mejorando paso a paso el proceso productivo, siempre con el máximo respeto al medio ambiente.

A final es una vuelta a la tradición y un reencuentro con nuestros orígenes, creo todos tenemos guardado en la memoria la imagen de un amanecer acompañado de una tostada de pan de pueblo con aceite. Esto es algo que no se puede perder y debemos ir más allá, algo que debemos exportar al resto del mundo.